Clínica Equina La Sierra da servicio en la Comunidad de Madrid y resto de España.

Clínica Equina La Sierra proporciona un amplio abanico de servicios veterinarios entre los que se pueden destacar la Odontología, Reproducción y Obstetricia, Traumatología, Oftalmología y Cirugía.

TELÉFONO DE EMERGENCIA 24 HORAS

656 604 258

También puede encontrarnos en: C/ Cañada de los Toros, 11 28410 - Manzanares el Real (MADRID) Móvil: 656 60 42 58 Fax: 91 852 76 75 jorgesanchez@clinicaequinalasierra.com

>> Estás en Casos clínicos

PAPERA EQUINA

La papera es el nombre común para una enfermedad bacteriana que afecta al tracto respiratorio superior de los équidos. Es una enfermedad altamente contagiosa. Pueden padecerla caballos de cualquier edad pero la susceptibilidad es mayor en animales de edad comprendida entre 1 a 5 años. La enfermedad se suele producir en grupos de animales, presentando alta morbilidad y baja mortalidad (generalmente menor al 2 %).

¿Qué es la papera equina?

Está causada por la bacteria Streptococcus equi var. equi (β-hemolítico; Lancefield Group C), coco Gram positivo y parásito obligado del caballo. Es una bacteria intracelular que habita en las células de los ganglios linfáticos, sobre todo en los ganglios alrededor de la cabeza y la garganta.

El periodo de incubación es de una semana aproximadamente (4 – 10 días). El microorganismo se elimina al medio ambiente por medio de las descargas nasales mucopurulentas y el pus de los abscesos abiertos de los animales infectados. La bacteria es capaz de sobrevivir en el ambiente y en bebederos.

Patogenia:

La enfermedad se transmite por contacto directo con caballos infectados o por contaminación ambiental. Los cuidadores pueden actuar como una fuente de transmisión de la enfermedad.
La infección ocurre por ingestión de la bacteria o inhalación de aerosoles que contengan la misma. El microorganismo invade la mucosa nasofaríngea y oral causando faringitis y rinitis. Desde ahí, se disemina a los ganglios linfáticos regionales de la cabeza.

En ocasiones la bacteria se disemina a otras regiones del organismo (Papera Bastarda).

Los animales que están incubando la enfermedad o se están recuperando de la misma suelen ser la causa de introducción del microorganismo en una nueva población sana (caballos de una explotación que desarrollan la papera una semana después de haber introducido un animal nuevo aparentemente sano).

La eliminación del microorganismo se detiene unas 8 semanas después de la ruptura de los abscesos. Existe el estado de portador crónico, en el que la eliminación del microorganismo se puede prolongar durante meses o años de manera intermitente. En estos últimos, la bacteria se acumula generalmente en las bolsas guturales en forma de condroides.

Signos clínicos:

Inicialmente, fiebre (39,5 – 41 ºC), depresión, anorexia. Se produce inflamación de la mucosa del aparato respiratorio superior y de los nódulos linfáticos de la faringe (1 – 2 días post-infección), que ocasiona respiración dolorosa, tos y descarga nasal mucopurulenta.

La infección se disemina rápidamente a los nódulos retrofaríngeos y mandibulares, produciéndose una inflamación de los mismos, con calor, dolor y formación de abscesos (los retrofaríngeos pueden causar obstrucción respiratoria).

La duración de este proceso es de unos 10 días, que es cuando los abscesos maduros se abren.

La resolución de la enfermedad se produce entre 3 y 6 semanas después.

Complicaciones:

- Papera Bastarda: diseminación de la infección a otras partes del cuerpo (pulmón, mesenterio, hígado, riñón, bazo y cerebro).
- Bronconeumonía supurativa a consecuencia de la aspiración de exudado purulento o por metástasis de la infección.
- Empiema de las bolsas guturales.
- Púrpura hemorrágica.
- ¡Asfixia! En algunos casos, por compresión de la faringe y/o laringe.

Diagnóstico:

- Por los signos clínicos.
- Toma de hisopos nasofaríngeos o de ganglios linfáticos abiertos y cultivo o PCR.
- Recolección por endoscopia del microorganismo en bolsas guturales.
- Leucocitosis y niveles altos persistentes de fibrinógeno en muchos casos.

Diagnóstico diferencial:

- Influenza equina.
- Herpesvirus 1 y 4.
- Sinusitis primarias y secundarias.
- Neumonía.

Tratamiento:

- Aislamiento de caballos afectados y caballos que hayan estado en contacto con ellos.
- Antibiótico: ¡Controvertido! mejor consulte con tu veterinario.
- Es más útil en estadios iniciales de la enfermedad (cuando existe fiebre y depresión, pero antes de desarrollarse los abscesos). El tratamiento debería administrarse hasta 5 días después de la remisión de los síntomas clínicos.
- En caballos con anorexia y fiebre prolongada sí se aconseja el uso de antibióticos, consulta con tu veterinario.
- En el caso de que existan abscesos no se recomienda la utilización de antibióticos. Para estimular la maduración de los abscesos se aplicarán cataplasmas calientes. Una vez maduros, estos abscesos se abrirán para estimular su drenaje y se irrigarán con solución de povidona yodada al 5 % .

- En caballos con disnea severa: llamar inmediatamente a tu veterinario ya que puede requerir un tratamiento de urgencia, (traqueotomia).
- En casos de Papera Bastarda el tratamiento antibiótico será prolongado.
- En casos de Púrpura Hemorrágica se recomienda el uso de corticoesteroides , hasta que los signos clínicos mejoren, y posteriormente reducir la dosis a la mitad.

Profilaxis y control:

- Aislamiento de animales enfermos. En Reino Unido se necesitan 3 hisopos nasofaríngeos con cultivo negativo en un periodo de 2 semanas para que el animal salga del aislamiento.
- Higiene y desinfección de establos y equipo.

- Vacunación ( producen una inmunidad muy corta y actualmente no se están comercializando en España)
- Vacuna viva modificada: Inyección submucosa en el labio superior. 2 dosis separadas 4 semanas. Revacunación cada 3 meses.
- Vacuna no viva: 3 dosis separadas 2 semanas y revacunación anual.

Pronóstico:

Bueno, salvo en animales que sufren complicaciones (papera bastarda, púrpura hemorrágica, etc.)

El principal problema es el estado de portador crónico, que puede eliminar bacterias desde las bolsas guturales al medio durante meses o incluso años.